Resumen 1

El Inicio, o quien es quien entre los PNJ’s

La introducción a nuestra campaña se da el 26 de septiembre de 1918, en los días finales de la gran guerra (primera guerra mundial), en donde ustedes eran miembros del segundo pelotón, de la compañía C, del regimiento 308 de la 7ª división de infantería. Estaban estacionados en la línea del frente de la ofensiva Mouse – Argonne, al noreste de Francia. Durante un avance, el 308 queda atrapado e incomunicado tras las líneas enemigas, por lo que intenta reagrupar sus hombres. En ese intento descubre que han desaparecido las compañías B y C. El segundo pelotón, al mando del Tte Wilhem (Q.E.P.D.) es encargado de hallar a estos hombres, para lo cual comisiona a la escuadra del Sargento Madox (Q.E.P.D.) (Cabo Grim [Q.E.P.D.], Soldado Martin [Q.E.P.D.], Soldado Mason III, soldado McNalley, Soldado Anthony Parks , Soldado Ryan [Q.E.P.D.], Soldado Possible, Soldado Martin [Dan Martin, no confundir con el Q.E.P.D.], Soldado Cornelius III [Q.E.P.D.], Soldado León Mandrake, Soldado Crofter y Soldado Foster.) [Y HAY QUIENES DICEN QUE LAS GUERRAS NO SON SANGRIENTAS…] Esta escuadra descubre un intento de unas criaturas milenarias llamadas LLoigor para despertar a su señor Ghathanatoa por medio de las emociones despertadas por la guerra y un grupo de sectarios que utilizan un ejército de zombies (las desaparecidas compañías B y C, y varias compañías alemanas) para mantener ocupados a los combatientes. Durante el ataque final, el 2º pelotón que ha perdido a su sargento junto a varios miembros, queda al mando del Sargento Christopher Walker y el Cabo Henry Walton Jones jr, a el grupo se une el soldado Jackson Elías, lo único que evita que todo el 308 muera de hambre en las heladas tierras francesas son las provisiones que arroja un piloto aliado apodado el “águila negra”, por sus arriesgados vuelos nocturnos. Los miembros originales del segundo pelotón convencen al sargento Christopher Walker de que es necesario ir hasta una piedra cercana para detener un mal mayor. Una vez allí encuentran a los sectarios realizando el ritual para despertar a Ghathanatoa, se inicia una balacera en medio del ritual (de los sectarios) y el contra ritual (del 2º pelotón) que acaba con los primeros y detiene a Ghathanatoa. Una vez finalizada la guerra, los miembros del 308 siguen cada uno su camino: El Sargento Christopher Walker viajó a África, a atender los negocios de su familia en Bengalla, el Cabo Jones ingresó a la universidad de Chicago, el soldado Mason III se dedicó a vivir de las inversiones de su familia en el negocio de ferrocarriles en Cambridge, Massachusetts; El soldado McNalley es uno de los hombres de confianza de Meyer Lansky en Boston, el soldado Anthony Parks se dedicó al estudio de la arqueología en la universidad de Miskatonic; El soldado Mandrake se dedicó a los espectáculos de magia, el soldado Possible hizo su camino en el mundo de las invenciones, el soldado Dan Martin se convirtió en abogado, el soldado Crofter se hizo arqueólogo, el soldado Elias se dedicó a escribir libros sobre sectas misteriosas, y el soldado Foster se hizo Sacerdote católico.

La Llamada de Jackson Elías, o una aventura en New York

A principios de enero de 1925, los jugadores reciben un telegrama de su amigo Jackson Elías, quien se ha convertido en un escritor de cierto éxito en el ramo de los libros de sectas del mundo (ha escrito seis libros: Calaveras junto al rio: un libro sobre las sectas de cazadores de cabezas en la cuenca del Amazonas; Amos de las artes negras: una exploración de supuestas sectas mágicas a lo largo de la historia; El camino del terror: Analiza la sistematización del terror a través de las organizaciones sectarias, recibió muy buenas criticas; El corazón humeante: la primera mitad discute las sectas durante la historia Maya, la segunda mitad analiza sectas actuales de Centroamérica; Hijos de la muerte: Elías se infiltró en la secta Thugs y escribió un libro sobre ella, es su libro más famoso; Brujería en Inglaterra: analiza aquelarres en 9 diferentes condados en Inglaterra, entrevista a algunas brujas inglesas activas, incluida una tal Rebeca West; El poder negro: una ampliación de “el camino del terror”, incluye entrevistas con algunos lideres sectarios anónimos.) trabajando para prospero press. El telegrama y una llamada posterior los cita en el hotel Chelsea, habitación 410 el 15 de enero a las 20 horas. Los pj llegaron a la cita, pero Elías no respondió al llamado de su habitación, por lo que después de vocearlo en el hotel y pedir autorización a una mucama, ingresaron a la habitación 410, donde yacía muerto Jackson Elías, le habían abierto el vientre de un machetazo y le habían arrancado un pedazo de cráneo de otro. No hay señales de robo, incluso Crofter se apropia de una cartera que llevaba Elías en el bolsillo de su chaqueta, pero en la habitación aun se encontraba el equipaje y la ropa del occiso. La habitación 410 está en un 4to piso, se vio a un vehículo, un turismo marca Hudson modelo 1915 de matricula NYL7 color negro alejándose del lugar.

El policía a cargo del caso es el detective sargento Joe Cardona, quien después de un corto interrogatorio deja ir a los pj, no sin antes pedirles que no salgan de la ciudad sin avisarle. Una vez en la casa de Daniel Martin, los pj examinan las pistas dentro de la cartera de Elías, entre las que se hallan: • Una carta con mala caligrafía matasellada en El Cairo, el 3 de enero de 1919, va dirigida a Roger Carlyle, y la firma un tal Faraz Najir. • Una tarjeta de visita elegantemente impresa perteneciente a la fundación Penhew. • Una tarjeta de un bar en Shangái. • Una foto borrosa y con poco detalle de un yate bastante grande anclado en un puerto y rodeado de Juncos Chinos, se pueden ver las tres primeras letras del nombre: AMA • Una tarjeta comercial de Importaciones Emerson, en la parte posterior, con letra de Jackson se ha escrito un nombre: Silas N’Kwame. • Una carta escrita a maquina y sin sobre firmada por Miriam Atwright, bibliotecaria de la Universidad de Harvard. • Un grupo de recortes de periódico sobre los sucesos de la Expedición Carlyle. • Una copia en papel carbón de una carta entre un tal Jonás y alguien que firma simplemente cómo J.

La expedición Carlyle, o cuando nada es lo que parece.

El objetivo de las investigaciones de Jackson Elías ha sido ligeramente examinado por los pj, los cuales han descubierto lo siguiente examinando los recortes de prensa y hablando con un sujeto llamado Enrique Kensy en el club Cobalto: La expedición Carlyle partió de New York en 1919 bajo el mando del joven (tenía 24 años en ese momento) Roger Carlyle, millonario y Playboy, quien inexplicablemente cambió su modus vivendi para financiar y dirigir una expedición arqueológica en Egipto. Los principales miembros de la expedición eran: • Sir Aubrey Penhew: de 54 años al momento de la expedición, notable egiptólogo, rico miembro de la nobleza británica. • Hypatia Másters: de 27 años de edad al momento de la expedición, una bella muchacha perteneciente a la clase alta, reconocida lingüista y fotógrafa. • Jack “Brass” Brady: de 36 años al momento de la expedición, mercenario, experto en armas, confidente y guardaespaldas de Carlyle. • Dr. Robert Huston: de 52 años al momento de la expedición, psicoanalista e intérprete de sueños de reconocido talento en la ciudad, era el médico de cabecera de R. Carlyle. La expedición abandonó New York con destino Londres, donde embarcó Penhew, y un par de semanas después partieron de allí con destino a El Cairo. Utilizaron esta ciudad como base de algunas excavaciones en el desierto, se rumoró que tuvieron algún tipo de hallazgo importante pero se negaron a hacer declaraciones ante la prensa. Después de esto partieron a Mombasa, en Kenia, desde donde se dirigieron a Nairobi, en el interior. En Nairobi, a principios de agosto, la expedición contrató a 20 porteadores nativos, internándose en las regiones menos habitadas. Al principio fueron vistos a menudo, sus últimas cartas llegaron a principios de septiembre, después desaparecieron. En marzo de 1920, un nativo de la etnia Kikuyu que un grupo de hombres blancos se dirigía a la montaña del viento negro, nombre local de uno de los picos más altos de Kenia. Más tarde circularon rumores de que la expedición había sido destruida por fuerzas inhumanas. Al cabo de 10 semanas de esfuerzos, una expedición financiada por Érica Carlyle , hermana menor de Roger encontró los restos de la expedición. Los cadáveres de los porteadores estaban increíblemente bien conservados, si bien parecían haber sido despedazados por algún tipo de animal. No se encontró rastro alguno de los blancos que dirigían la expedición (ningún cadáver tenia arreglos dentales). El crimen se atribuyó a los nativos de la tribu Nandi, aunque algunas fuentes mencionaron que podían ser miembros de una secta pagana llamada la lengua sangrienta. Algunos Nandi fueron ahorcados en un juicio posterior, los miembros de la expedición fueron declarados muertos y el incidente fue declarado caso cerrado.

Lo que sabe la policía, o quien nada sabe, nada teme.

Una charla posterior con el detective Cardona, un veterano del departamento de policía, le informó a los pj que este es el noveno crimen de estas características en los últimos dos años, las victimas no parecen tener relación alguna (había gente rica, pobre, de clase media, blancos, negros, de diversas nacionalidades y diferentes lugares de la ciudad). Las sectas Vudú de Harlem se niegan a hablar del tema. El análisis de un experto en folclore africano, el Dr. Mordecai Lemming arrojó como resultado que podían ser asesinatos rituales de una secta de origen Keniana llamada la lengua sangrienta, cuyos miembros antes de matar, marcan a la victima con el símbolo de su secta en la frente (razón para cortar el cráneo y llevárselo), dichos sectarios utilizan como arma un pranga, un tipo de machete largo comúnmente utilizado en las labores del campo. El Hudson de color negro que había sido visto alejándose del lugar pertenece a un tal Thomas Witherspoon, a quien se lo robaron cuando lo tenía estacionado en la avenida Lennox.

Hablando con Jonas Kensington, o el descubrimiento de las notas.

La visita a Prospero Press, la editorial de Jackson Elias era un paso obligado para los PJ, el dueño y director de la editorial se mostró muy dolido por la muerte de Jackson, temeroso por lo que le pudiera suceder a él (tiene una ametralladora Thompson bajo el escritorio), y muy dispuesto a colaborar en el esclarecimiento del asesinato del autor (donó US$ 10.000 al grupo de investigadores para apoyar su causa). También facilitó las notas que Jackson le enviara desde Londres y desde Nairobi. Jonas está convencido de que alguna secta acabó con Jackson, esto debido a la naturaleza de sus investigaciones, es eso o su último trabajo era más serio y peligroso de lo que aparentaba. Al parecer estaba convencido de que no todos los miembros de la expedición Carlyle habían muerto. En sus archivos, Kensington tiene la carta original en la que Jackson habla de su descubrimiento (ver copia a papel carbón entre los papeles de la cartera de Elías, fechada el 8 de agosto de 1924, en Nairobi), después de esta, Jonas recibió un telegrama de Elías desde Hong Kong, en donde solicitaba el anticipo, el cual le fue enviado de inmediato. Kensington no supo nada más de él hasta el 16 de diciembre de 1924, llamó desde larga distancia, se escuchaba muy mal, nervioso y agitado, decía que había estado en china, en áfrica y en Londres. Dijo que había visto cosas increíbles y habló de un plan de proporciones monstruosas y de ámbito mundial. Aseguró que no podía permitirse ni un respiro porque existía un calendario, y que necesitaba encontrar las piezas que faltaban, dijo que pronto estaría en New York. Kensington proporciona dos nombres de personas en Londres que Elías mencionó: • Mikey Mahoney, editor del Scoop, un diario sensacionalista británico. • Inspectór James Barington de Scotland Yard.

Érica Carlyle , o Alcanzando lo inalcanzable.

Hablar con Érica Carlyle ha resultado imposible, se sabe que vive en su finca mansión en Westchester (entre 20 y 30 minutos al norte de New York, cerca a la mansión Xavier), es la única heredera de la fortuna Carlyle, una serie de empresas con intereses en transportes, municiones, exportaciones e importaciones. Su guarda espaldas es Joe Corey, un gigantesco gorila rubio de más de dos metros y 120 kilos de peso que lleva una .45 bajo el abrigo (algo así como un hijo pequeño de Darksun), su principal consejero es Bradley Grey, un abogado peso pesado en la división de tiburones de la firma Dunstan, Whyttleby y Grey ubicada en la calle 57 oeste de New York.

Miriam Atwright, o yo se quien sabe lo que usted no sabe.

Miriam es la bibliotecaria de la universidad de Harvard, al parecer Elías estaba interesado en encontrar un libro titulado “sectas oscuras de África” el cual por cierto desapareció hace unos meses dejando un espantoso olor en la zona. Hablo por teléfono con Crofter. La Secta de la lengua Sangrienta, o los temibles asesinos del machete. Al parecer se trata de una secta de origen keniano, adoran a un dios llamado Chakota, el espíritu de las muchas caras, a quien representan con los rostros de muchas victimas, las cuales se sacrifican (al menos dos) una vez cada mes y se unen al dios, alimentándolo y proporcionándole el conocimiento que la victima tuvo en vida. El arma de la secta es un pranga, un largo macheta muy común en las labores del campo en África, y la secta suele usar un largo gorro rojo que simula ser una lengua que sale de la cabeza del sectario.

Importaciones Emerson, o el tiempo en que no hicimos nada.

Los PJ vigilaron este edificio largo y estrecho con muelles de carga en el río Hudson, sin embargo no hablaron con nadie ni descubrieron nada aquí. Es un almacén bastante grande con una oficina en el segundo piso.

Importaciones Emerson, el día siguiente

Luego del haber estado en el edificio la noche anterior, los PJ regresaron y hablaron con el señor Arthur Emerson, luego de preguntar por un paquete a nombre de Jackson Elías, el señor Emerson les dice que se entrevistó con Elías y le da a los PJs el nombre de Silas N’Kwame, que es el mismo nombre escrito por J. Elías al reverso de la tarjeta; N’Kwame al parecer es quien recibe mercancía de Mombasa con frecuencia, vive en Harlem, los personajes no se aventuran al barrio por razones raciales.

Tiempo de Decidir, o ¿y ahora que hago con esto, divino Máster?

Esas son las pistas y es a grosso modo lo que sabemos, si he olvidado algo, no ha sido mi intención, suplico mil perdones. ¿Qué se puede hacer?, sólo puedo sugerir los caminos obvios, como investigar más a fondo a los miembros de la expedición Carlyle, entrevistarnos con la elusiva Érica Carlyle, volver a los lugares que juntos caminamos, que juntos recorrimos pero no te encontré. He vuelto al boulevard y al pequeño café, Y al viejo de las flores por ti le pregunté Aún recuerdo el árbol donde yo te besé, Tú escribiste mi nombre y yo el tuyo también. El, el cielo fue testigo de, El cielo fue testigo de, Del boulevard y del café, Del árbol donde la encontré, perdón, ya me desvié del tema. En fin, revisar a fondo las pistas físicas y sacar una lista de personas, lugares, empresas y objetos a examinar (ojo con las notas Londinenses de Jackson Elías.) con mayor cuidado.

Buena suerte y buena caza investigadores,

Máster, Abril 6 de 2009.