Resumen 3

Tercer Resumen: La aventura se complica…

Ante los sorprendentes acontecimientos de la seción de ayer y el violento giro del norte de la campaña, casi no puedo dormir al imaginarme escribiendo este resumen, por lo tanto muy temprano en la mañana me encuentro en ello…

La Visita al Pintor, o “Píntame, le dije yo al pintor, Píntame o te jodo…”

Ante la desaparición de Rhino, Martin se puso bastante nervioso, y mientras el padre Foster examinaba detenidamente (con lupa) la pintura, el abogado (pues Martin, quien más) intentaba por todos los medios que el artista le vendiera la pintura para hallar la forma de recuperar a Rhino. Buscando que el pintor Miles Shipley accediera a venderle la pintura inacabada, bajó a hablar con la madre de este, a quien ahora el sujeto llamaba abuela, sólo para descubrir minutos después que el sacerdote también había desaparecido y su figura se había dibujado en el cuadro. Mientras tanto, Crofter despertaba de su letargo, y tras buscar indicios de sus compañeros, llamó a la puerta más cercana, donde le abrió la anciana Berta Shipley seguida muy de cerca por Dan Martin, quien le informó rápidamente de la situación: “todos se han desaparecido por mirar un cuadro”. Crofter corrió hacia el cuadro seguido de Martin (3 pisos más arriba), cerró la puerta de la buhardilla y tras examinar someramente la pintura, probó suerte dibujando algunos garabatos con poca o ninguna técnica o talento. Tras algunos minutos, y al descubrir que habían dejado sin vigilancia a los dueños de casa, y al sospechar que la anciana podía tener algo que ver en todo esto, salieron en busca del artista y su madre, al primero lo hallaron no más abrir la puerta, con lo cual procedieron a golpearlo con sus armas y amedrentarlo, en un principio para que dibujara sobre el cuadro según sus especificaciones, y posteriormente para que mirara directamente a este, ante lo cual el pintor se resistió, ganándose golpes y maltratos. En últimas, el artista se defendió, lo cual coincidió con la llegada de la policía que atacó a los investigadores, quienes esgrimían armas de fuego, en el altercado Crofter rasgó la pintura y se llevó un pedazo de tela. Resultado: dos investigadores arrestados y trasladados a los calabozos de Scotland Yard.

Dentro Del Cuadro, o Dios mío Flanagan, estamos perdidos…

La pintura era un área de cielo nublado y oscuro sobre un pantano lúgubre en cuyo centro se veía un altar de piedra negra. Rhino se vio trasportado a la escena del cuadro, y de pronto aparecieron 5 hombres serpiente del pantano. El mercenario puso un taco de dinamita en el altar, y se alejó al tiempo que disparaba su arma contra tres hombres serpiente. La dinamita voló el altar, pero el mercenario pronto descubrió que sus adversarios eran muy hábiles en el agua, por lo que decidió regresar al montículo de tierra firme en donde se hallaba el altar, los hombres serpiente se dispusieron a rodearlo, mientras el padre Foster aparecía tras ellos y observaba la escena desde la distancia. Tras una valerosa lucha ante los hombres serpiente, en donde Rhino dio muerte a tres de ellos, la avasalladora superioridad numérica del enemigo dio cuenta de nuestro mercenario, a quien devoraron a los pies del altar los dos últimos escamosos sobrevivientes, mientras el sacerdote observaba la grotesca escena, y huía con tanto sigilo cómo era posible.

Entra Ian Nottingham, o la investigación de los asesinatos egipcios

El investigador Ian Nottingham, intrigado por las noticias del Scoop sobre los asesinatos egipcios, procedió a revisar los archivos de este pasquín sobre dicha noticia, con lo cual, y tras una breve entrevista con un policía a quien le regaló unos cigarrillos, descubrió el nombre del detective que lleva el caso, el Inspector James Barrington. Sus pesquisas también le indican que hay un bar de moda en Soho, con un fuerte ambiente egipcio llamado “La Pirámide Azul”. Nottingham se dirigió a La Pirámide Azul para investigar, esperando en un restaurante cercano hasta que el local abriera. La noche en La Pirámide estuvo cargada de descubrimientos, no fu difícil para Ian dar con el dueño del club nocturno, un sujeto llamado Abdul Nawisha, quien vive rodeado de escoltas. Poco después de que Ian se acercara a Abdul, una mesera de nombre Yalesha le advirtió que era mejor que se fuera antes del cierre, porque no todos los que se quedaban volvían a ser vistos. Nottingham se fue del bar para vigilar los movimientos desde afuera, donde vio llegar un camión alrededor de la una de la madrugada, al cual se subieron unas dos docenas de personas para dirigirse, según lo dicho por Yalesha a algún lugar en la campiña de Essex. Tras acompañar a la mesera y bailarina cerca a su casa y recibir un dato más sobre un hombre llamado Tewfik Al Sayed, quien tiene una tienda en Soho y provee a la Pirámide Azul de artículos decorativos, el investigador se fue a dormir.

Las Pesquisas de Adrian Valverde, o ¿donde se ha metido todo el mundo?

El cazador de vampiros despertó en el hotel Atlas, sólo para descubrir que sus compañeros de aventuras no habían pasado la noche en ese lugar, tras descubrir una nota que indicaba la ruta que había seguido el padre Foster en la recepción del hotel, fue hasta Scotland Yard, último sitio visitado por el sacerdote según la nota. Allí, tras hablar con los policías de la entrada y verificar el libro de registros, descubrió que Foster había estado en ese lugar el día anterior, y que había sostenido una entrevista con el inspector Barrington. Valverde pidió hablar con dicho inspector, y cuando se le permitió pasar, un grito desgarrador les erizó los pelos a todos, mi hija María José había despertado dando por terminada nuestra sesión de juego. Aun así, quedan muchas preguntas por responder…

Una Vez Más, Tiempo Para Decidir, o se jodió Pindanga.

¿Habrá forma de rescatar al padre Foster del lugar (o el tiempo, o la dimensión) en donde se encuentra?, ¿volverá cuerdo?

¿Qué pasará con Crofter y Martin?, ¿Serán acusados de asalto, posesión ilícita de armas y destrucción de propiedad privada?, ¿Serán violados en prisión?

¿Qué pasará con el carro nuevo de Martín al estar abandonado frente a la casa de los Shipley?

¿Podrá Valverde ayudar a sus amigos?

¿Llegará Nottingham a unirse al grupo a tiempo?, o ¿cuando descubra lo que ocurre ya no habrá grupo?

¿Quién o quienes son los asesinos egipcios?, ¿Tienen alguna relación con la expedición Carlyle? ¿Tienen algo que ver con los libros sobre el Faraón negro hallados en la biblioteca de Roger Carlyle?

¿No creen que ahora si es hora de reunirse, revisar todas las pistas y reformular un plan?, ¿acaso esperan que el Máster los joda aún más?

¿No sienten que ahora si tiene lógica eso de que si uno saca un arma de fuego, debe ser prendida desde la cintura?

Buena suerte y buena caza investigadores, ahora si que la necesitan…

Master, Mayo 29 de 2009.