Resumen 4

Cuarto Resumen: Una Serpiente en el Soho.

Los jugadores consiguen un pequeño triunfo y un respiro tras la aventura de la ultima sesión, en donde se desveló el secreto del pintor Miles Shipley, pero aun están lejos de descubrir el destino de la expedición Carlyle y el misterio tras el asesinato de su amigo Jackson Elías.

Mis noches en prisión, o pásenme la cantimplora.

Tras el arresto de Daniel Martin y Richard Crofter, son llevados a los calabozos de Scotland Yard, donde tras un período de confinamiento, se les concedió su llamada telefónica (Martin llamó al Scoop y le pidió a Mickey Mahoney que investigara su caso, Crofter no hizo llamada). Tras esto se les consiguió un abogado de oficio que les dio dos caminos, declararse culpables, o alegar locura.

La curiosidad de Ian Nothingham, o los extraños que salvaron el día.

Intrigado por el artículo del periódico que hablaba sobre los americanos que habían atacado al artista ocal, Ian se dirigió a Scotland Yard para averiguar mas dato, tras una espera larga mientras los acusados veían a su abogado, pudo entrevistarse con Dan Martín, quien le contó los extraños sucesos de la desaparición de Rhino y el padre Foster. Sorprendido por los “hombres serpiente” del relato de Martin, Ian visitó a su amigo Dennis Grant, un experto en ocultismo y lenguas antiguas con un alto grado de paranoia. Dennis le explicó algo de la historia de los hombres serpiente, con lo cual Ian llamó a su socio Philip Seymore, un ex boxeador que ahora se gana la vida como musculo agente libre para que vigilara la casa Shipley y buscara las posibilidades para ingresar a esta.

Mientras tanto dentro del cuadro, o el tiempo en que el padre Foster no hizo nada. Asustado de que si hacia algo, se alejaría del único lugar probable en donde podía ser rescatado, y tras examinar el altar y descubrir unas runas imposibles de entender, el padre Foster decidió esperar semi oculto en las inmediaciones del altar a que un milagro le salvara la vida.

La noche de Ian y Philip, o la serpiente del Soho debe morir.

Tras la vigilancia de Philip, Ian decidió que era tiempo de ingresar a esa casa y tomar medidas activas para rescatar al padre Foster y a Rhino, así que tras llamar a la puerta y empujar a un lado a la anciana Berta Shipley, amarrarla y amordazarla, procedieron a buscar al Miles, quien también fue amarrado y amordazado. Este, ante el temor por su vida y viéndose momentáneamente libre de Berta, les contó al par de intrusos que existía una droga que le ayudaba a pintar, y que se ocultaba en un cuarto secreto del sótano. Que Berta Shipley quería crear un portal al pasado para traer a os hombres serpiente, pero que Khofu no se lo permitía. Una vez que descubrieron el cuarto, y mientras Philip se debilitaba mentalmente minuto tras minuto, la vieja Shipley se trasformó en Ssathasaa, una antigua sacerdotisa de los hombres serpiente, sólo para ser recibida por dos disparos de la escopeta de Philip. Ante el temor de que los tiros llamaran la atención de la policía y los vecinos, los investigadores tomaron material para pintar, libros, jarras de químicos, al pintor y huyeron saltando la tapia del patio hacia la casa de Ian.

La última pintura de Miles Shipley, o el rescate del padre Foster.

En el apartamento de Ian, Miles Shipley tomó la droga plutónica, envió su mente al remoto pasado en el que habitaron los hombres serpiente, y creó un portal que llevaba al apartamento de Nothingham. Desde el pasado, el padre Foster vio aparecer de la nada un nuevo altar en donde reposaba un cuadro con la imagen de un apartamento en donde habían dos hombres, y al mirarlo fijamente fue trasladado al apartamento de Ian. Una vez dadas las explicaciones del caso, y después de que Miles Shipley explicara su temor a ser atacado por los perros de tindalos, el grupo procedió a llevar al artista a un lugar seguro, pero no había recorrido media cuadra cuando un par de estos monstruos salieron de la espesa niebla londinense y se llevaron el alma del artista para hacerle pagar su atrevimiento al jugar con el tiempo. Philip se encargó de hacer desaparecer el cuerpo del artista y los investigadores decidieron pasar la noche en el apartamento de Nothingham para evitar todo aquello que repta y mora en las oscuras y nebulosas calles de un Londres nocturno.

Tiempo Para Decidir, o Interludio.

Los PJ, gracias a la intervención de los dos nuevos investigadores han tenido una pequeña victoria contra las fuerzas de la oscuridad, este es pues el momento de replantearse el futuro, revisar de nuevo las pistas existentes y tomar nuevos rumbos de acción.

¿Quién o quienes son los asesinos egipcios?, ¿Tienen alguna relación con la expedición Carlyle? ¿Tienen algo que ver con los libros sobre el Faraón negro hallados en la biblioteca de Roger Carlyle?

¿Quién o que es este tal Khofu con el suficiente poder para evitar la invasión de los Hombres Serpiente?

¿No creen que es un buen momento para revisar las pistas de New York que los trajeron a Londres?, e incluso ¿no creen que sería bueno re entrevistar a algunas de las personas relacionadas con esas pistas?

Buena suerte y buena caza investigadores, los mayores peligros de Londres aún no ha sido develados.