Resumen 6

Sexto Resumen: Una Noche En Casa Misr.

Ante la peligrosa velocidad a la que se desarrollan los acontecimientos, los investigadores deciden infiltrarse en el peligroso territorio del enemigo, y darles una probada de su propia medicina de caos y dolor.

๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑ va a una fiesta, o Crofter pasa la noche en un callejón.

Siendo las 11 Pm del 11 de febrero de 1925, y mientras se celebraba una fiesta en las instalaciones de la fundación Penhew, Crofter y ๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑ se disponían a infiltrarse en la celebración, pero ante la falta del jugador de Crofter, Seymour se vio obligado a dejarlo en el callejón que le pareció más seguro, con la esperanza de que nadie lo violara.

Una vez sin el estorbo, ๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑ procedió a vigilar a las personas que llegaban a la fiesta hasta encontrar a un hombre solitario que dejara su carro un poco lejos de la mirada del guarura de la entrada, cuando las condiciones se dieron, procedió a atacar al fiestante hasta dejarlo inconsciente, le arrebató la invitación, lo amarró y amordazó y lo metió en la cajuela de su mismo vehículo, el sujeto se llamaba Harrison Mitchel (el nombre figuraba en la invitación).

Con la invitación en la mano, y el camino a la fiesta expedito, ๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑ ingresó al recinto, la fiesta se desarrollaba en el segundo piso, en donde Edward Gavigan, director de la fundación Penhew anunció el descubrimiento en el Cairo, por parte de la expedición Clive, de la tumba de la reina Nitocris, Un acontecimiento digno de celebrar en una comunidad de egiptólogos.

Con el correr de los tragos, ๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑ procedió a dirigirse discretamente hacia las oficinas del primer piso, donde buscó la de Gavigan. Tras forzar la puerta a punta de fuerza, protegido por el ruido de la música, ingresó a la oficina, un lugar demasiado normal, donde un escritorio, una caja fuerte y varios armarios ocupaban la habitación. Revisando rápidamente los armarios, Seymour encontró una puerta al fondo de uno de ellos, la puerta llevaba a un cuarto de san alejo, en donde especialmente limpio descansaba en posición horizontal, un sarcófago egipcio hecho de piedra y cuya tapa representaba a un faraón. Tras el descubrimiento, ๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑ decidió salir de la fiesta y dar parte a sus compañeros, una vez que llegó a su apartamento, donde lo esperaban sus amigos, se acordó de Crofter y fue necesario regresar por él.

Ian Nothingham va a la misma fiesta, o me invitaron otra vez a la casa del ritmo…

Picado por la curiosidad, y viendo que más podía descubrir, Ian se dirigió a la Fundación Penhew, y tras hablar con uno de los guaruras de la puerta trasera y decirle que le llevaba unas partituras a los músicos y que sólo demoraría cinco minutos, consiguió entrar al baile.

Una vez dentro, un borrachito llamado Marcus Rowland le preguntó si sabia a que horas salían para el ritual, ante lo cual Ian respondió instintivamente que a media noche, el borrachito preocupado por su estado, pero no queriendo perderse el ritual, le pidió a Ian que lo llevara en su carro, un Cord convertible que se hallaba al final de la cuadra, y tras entregarle las llaves, se dedicó a beber como poseso.

Ian salió como bólido gonádico envuelto en fuego a dar aviso a sus amigos de los planes de los sectarios, y tras embarcar al borrachito y esperar la caravana de carros de la fundación, se dirigieron a la Finca Misr en Essex.

Empieza el baile, o plomo con todo el mundo.

Tras pasar la caravana la entrada a la finca, custodiada por varios sujetos, los vehículos se aparcaron frente a una mansión, pero las personas se dirigieron a un lugar mas retirado en torno a un obelisco tallado con jeroglíficos egipcios, a cuyo alrededor había cinco hombres y cinco mujeres encadenados y aparentemente drogados. Todos los que llegaban recibían una túnica con el ankh invertido marcado el ella con hilos de oro, Ian y ๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑ tomaron túnicas y se mezclaron entre la gente, mientras que el padre Foster y Adrian Valverde se ocultaban en unos matorrales cercanos a observar la función.

Los cultistas empezaron a entonar un cántico, y cuando este estuvo en su punto más alto, cinco cultistas sacaron estiletes y apuñalaron a los hombres encadenados, ante esto, Ian dio una señal a ๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑ que este no entendió, y tras descubrir que una de las mujeres encadenadas era Yalesha, sacó sus .45 y empezó a disparar contra todo lo que pareciera una amenaza.

En ese momento, dos Shantaks cayeron del cielo, y los cultistas se pelearon como locos por subir a sus grupas; en la refriega ๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑ disparó contra Al Sayed derribándolo, y Gavigan recibió un disparo de Ian en una pierna que lo mandó al suelo.

Valverde atacó con sus flechas a los Shantaks, con muy poco éxito, y el padre Foster procedió a amenazar a Gavigan para que detuviera toda esa locura, ante lo cual este dijo que nada se podía hacer. Tras quedarse sin munición ๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑ fue atacado por un Shantak, y mientras el padre Foster corría en su ayuda, Gavigan le disparó por la espalda. En medio de la lucha Ian liberó a Yalesha y Valverde evitó que un Shantak se cenara a ๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑. Poco a poco los valientes héroes fueron heridos por el arma de Gavigan o las fauces de los monstruos, hasta que estos últimos se alejaron volando hacia el mismo asqueroso lugar de donde vinieron.

Los investigadores rasquetearon a Gavigan y a su carro, una vez que lograron desarmarlo por un disparo de fantasía de Notingham, antes de ser amarrado, vendado y amordazado, el director de la fundación penhew le dedico unas palabras al padre Foster: “No has ganado nada, Nazareno, no has ganado nada”. El director de la fundación Penhew tenía en su persona numerosos recibos de envío de mercancía a una dirección en Shangai, China, y una carta inacabada a Aubrey Penhew, cuya manufacturación era extremadamente reciente.

También hallaron un libro de contabilidad y múltiple parafernalia marcada con el Ankh invertido.

El secuestro de Edward Gavigan, o sigamos la fiesta en mi casa.

Con varios heridos, y después de que Valverde revisara y vendara sus heridas, los investigadores se llevaron a Gavigan y al borrachito, liberaron a Yalesha y se robaron el Rolls Royce de Gavigan. Toda la caravana se dirigió al apartamento de ๑۩۞۩๑ Philip Seymour Hoffman ๑۩۞۩๑, en donde una vez que este se deshizo de los carros, planeaban sobre que interrogar a Gavigan.

El Tiempo De las preguntas, o ¿Y ahora que hacemos con estos tipos?

La aventura de los asesinatos egipcios y el misterio de estos, está a punto de concluir, pero esto puede tener buenas y nefastas consecuencias, por un lado, todos vieron caer a Al Sayed, pero nadie lo revisó después de muerto, así que nadie puede asegurar que esté paleto, y si continua con vida, los investigadores pueden esperar el contraataque de la hermandad del faraón negro durante las próximas horas.

Por otro lado, esta es una excelente oportunidad de recopilar información de la cabeza de Gavigan, pero ¿Qué sería bueno preguntarle? Yo empezaría por lo básico:

¿Dónde está la expedición Carlyle?

¿Qué descubrió Jackson Elias?, ¿Por qué lo mataron?

¿Qué relación hay entre la hermandad del faraón negro y la fundación Penhew?, ¿Tienen algo que ver con los libros sobre el Faraón negro hallados en la biblioteca de Roger Carlyle?, ¿Qué busca realmente la fundación en el Cairo?,¿Por qué mataron a tantas personas?, ¿Qué se celebraba realmente en la fundación Penhew?, ¿Por qué es importante la fecha de hoy?

¿En qué número caerá el próximo baloto?

¿Qué era lo que mandaba a China?

Y después de todo esto, ¿Qué? ¿Sería bueno ir hasta el Cairo aun a sabiendas de que es un fortín del ramatep, la hermandad del faraón negro? ¿Dónde se oculta Jack “Brass” Brady?, ¿De que se oculta un hombre a quien no le entran las balas?

¿Me quiere mucho? ¿Poquito? ¿Nada? ¿Con locura? ¿Con pasión? ¿Con todo el corazón? ¿Tendrán respuesta estas preguntas? Todo esto y mucho más en nuestra próxima sesión de juego…