Una Familia Feliz

New York, septiembre 24 de 1928

Los eventos de Innsmouth quedaron atrás hace ya 8 meses más o menos, sus horrores aún se sienten en el aire de la mañana, pero la vida sigue en su rutina, casi en monotonía. A la parroquia llega el Señor Nathan Martin dice ser el hermano de Dan nuestro hermano del 308, que se había perdido en la guerra cuando fue derribado su avión y hecho prisionero por los alemanes, y quien trae una carta remitida por J Edgar Hoover, carta similar fue enviada a mi domicilio y a Crofter también. Nathan manifiesta la desaparición de Dan sin dejar rastro.

En la oficina de Dan, se encontraba nuestro hermano del 308 McNalley indagando igualmente por el paradero de este, ya que como su abogado tienen asuntos entre ellos.

A su vez, Crofter recibe la visita de James Duncan quién lo envía allá un arqueólogo famoso Content Not Found: dr-ren-belloq_, ya que la Casa Duncan ha adquirido lo que parece ser un mapa o una parte de él. Monseiur _Content Not Found: dr-ren-belloq le dice que puede tratarse del mapa de la isla de la Calavera. Esa noche hubo una reunión en la Sociedad del 308, donde con McNalley manifestamos la preocupación de la desaparición de Dan Martin, y además tomamos la opción de ir en ayuda del amigo de J. Edgar Hoover, Jon Whitelock quién en extrañas circunstancias ha perdido a su hijo de 11 años, y hace 11 meses perdió de manera similar a su esposa, en el poblado de Mayotteville al norte de Arkham de igual manera esa misma noche el mapa es enseñado a Crofter por Duncan quien conoce parte de la historia de la Isla de Henders aunque la localización de ella es desconocida trataremos de averiguar dónde es, mientras McNalley intenta averiguar que pasó con Dan además le propone un “negocio” al otro Martin. Invitamos a Duncan a unirse a nuestra expedición.

Camino hacia la casa de los Whitelock hacemos una parada en la Universidad de Miskatonic y tras conversar con el Profesor Henry Armitage y ver el mapa nos da acertada información acerca de la posible localización de la Isla de Henders.

Al llegar al pueblo hablamos con la familia Whitelock, el padre y los 2 hijos restantes, un niño y una niña, con los vecinos, el comisario el profesor de James y todos parecen tener la misma versión de nadie ver nada, que no tener rastro, a pesar de la intensa búsqueda. Visitamos la casa más apartada del pueblo que solo tiene un cuidador y se descubre una mesa de madera que al parecer funciona como una especie de altar. Regresamos amparados en la oscuridad de la noche hasta que a las 2 de la mañana el cuidador se acerca a la mesa/altar con un libro en sus manos realiza una invocación y vemos aparecer de la nada a una criatura conocida como Acechador Alado del Abismo, este le ordena algo en una lengua y la criatura de aleja y el cuidador se encierra en su cabaña y escribe en un diario que posee.

Transcurren un tiempo y escuchamos como se rompen unos cristales y un grito al poco tiempo llega la criatura con el cuerpo de la niña de los Whitelock como si su esencia vital hubiese sido succionada. El cuidador da una nueva orden y cuando la bestia se eleva es impactada por un disparo. El cuidador es detenido y esposado. La criatura huye, al leer el diario nos enteramos que la Señora Whitelock y James están como momificados en el mismo aspecto que la niña solo que un poco más deteriorados. Corremos a la casa de nuevo y allá enfrentamos a la bestia.

El señor Whitelock da muerte al cuidador en un ataque de ira y locura, en la batalla Duncan finalmente da muerte a la criatura que Crofter mutila. La amarramos al coche y lo arrojamos al barranco cerca del río. Una victoria muy costosa ya que no pudimos salvar la niña.

Los posibles problemas legales son evitados gracias a una oportuna llamada de J. Edgar Hoover, el libro usado para la invocación es asegurado por mi persona para futuras investigaciones.

Fin del Registro: Padre Jack Foster
Fecha del final de la aventura Septiembre 27 de 1928.